viernes, 20 de marzo de 2009

La campaña de los ateos

Pinchar en el título para leer el artículo

En fin, me parto. Me hace mucha gracia que a una asociación, sea de lo que sea, se le ocurra demandar a una empresa privada, en este caso TUZSA (Transportes urbanos de Zaragoza SA), porque no quieren poner en los autobuses una campaña publicitaria. Digo yo que una empresa privada tendrá todo el derecho del mundo a poner las campañas publicitarias que les de la gana.
El problema viene porque la Unión de Ateos y Librepensadores lleva tiempo promoviendo una campaña publicitaria pro-atea que han conseguido difundir en los autobuses de Barcelona, Madrid, y no se cuantas ciudades más. Pero ahora han llegado a Zaragoza, segurísimos de que podrían difundir su campaña también, pero no, la empresa de autobuses se ha negado. En mi opinión hacen bien, creo que un servicio público nunca debe llevar publicidad que vaya en contra de un grupo de personas, salvo contadas excepciones como terroristas o cosas así, pero en general nunca. Me hace gracia que el presidente de esta asociación critique que se vulneren sus derechos constitucionales, porque tienen derecho a expresar sus opiniones, pues bien, ya las has expresado, me parece genial, pero ¿qué derecho tienes de emplear servicios públicos o empresas privadas para expresarte? En mi opinión ninguno. Me parece muchísimo más importante el derecho a creen en lo que quieras y ser respetado por ello. Éste individuo seguro que a puesto a parir a la Iglesia por la campaña anti aborto, pero luego quiere difundir el ateísmo por todo el país. Es el tipo de personas que dicen tener miles de derechos, pero claro, sólo cuando les interesa. Que cada cual piense lo que quiera, crea o deje de creer en lo que quiera y se deje de melonadas. Si ahora alguien pusiera una pancarta "Dios existe, cree en él" seguro que esta persona sería de las primeras en criticar y en decir que no tiene derecho a decir eso porque vulnera sus derechos de pensar libremente y bla bla bla.
En fin, como ya he dicho antes me parto, me parece un sinsentido, si TUZSA no quiere poner esa publicidad que no la ponga. Si éste tío y su asociación no quieren creer en Dios pues genial, todos somos libres de pensar lo que queramos, creo que hoy en día no se persigue a nadie en España por el hecho de ser ateo, pero remarco que me parece penoso usar este tipo de artimañas para promover ideas religiosas.

2 comentarios:

  1. En Zaragoza todo el mundo sabe que mientras el Opus le siga pasando farlopa a Belloch, nunca habrá un cartel ateo por ninguna de sus calles.

    ResponderEliminar
  2. Siempre he pensado que las personas más extremistas son las más intransigentes, las que más derechos exigen y menos respetan... me da igual que sean ateos, ultrareligiosos, izquierdosos trasnochados o derechones facinerosos. Estoy muy de acuerdo con tu entrada manolo.

    ResponderEliminar